peluqueriadechicas.es

Tipos de alisados: ¿Cuál es la diferencia entre ellos?

Diferentes tipos de alisados y sus diferencias


Por: Greta Saló

En el mundo de los tratamientos capilares, existen diversos tipos de alisados que ofrecen resultados distintos. En este artículo, exploraremos las diferencias entre ellos y te ayudaremos a comprender cuál podría ser la mejor opción para ti. Desde los alisados químicos hasta los tratamientos orgánicos, desglosaremos los beneficios y las características de cada uno. ¡Acompáñanos en este recorrido por el mundo de los alisados capilares!


Alisados químicos: Un clásico con variaciones

Cuando pensamos en alisados, es probable que lo primero que venga a nuestra mente sean los alisados químicos. Durante muchos años, estos tratamientos fueron los más conocidos y populares. Entre ellos se encuentran los alisados que actúan internamente en la cutícula del cabello, como los basados en la keratina y el alisado brasileño. Cada uno de ellos presenta una diferencia en su forma de aplicación y efecto. Es importante destacar que estos alisados suelen ser más agresivos y requieren cuidados específicos para mantener la salud del cabello.

Una de las frases más destacadas de este segmento es: «Los alisados químicos suelen ser más agresivos y requieren cuidados específicos para mantener la salud del cabello.»


Tratamientos progresivos: Alisado sin comprometer la fibra capilar

Otro tipo de alisado que ha ganado popularidad en los últimos años son los tratamientos progresivos. Estos alisados no alteran permanentemente la fibra capilar, sino que reducen gradualmente el volumen y alisan el cabello de forma progresiva. Son ideales para aquellos que desean un resultado más natural y no desean comprometer la salud de su cabello.

Destacamos la frase: «Los tratamientos progresivos no alteran permanentemente la fibra capilar, sino que reducen gradualmente el volumen y alisan el cabello de forma progresiva.»


Existen diferentes tipos de alisados capilares, cada uno con características y beneficios específicos. Los alisados químicos ofrecen resultados más drásticos, pero requieren cuidados intensivos para mantener la salud del cabello. Por otro lado, los tratamientos progresivos permiten obtener un alisado más natural y menos agresivo.

Es importante recordar que cada tipo de alisado tiene sus propias particularidades y requerimientos. Antes de decidirte por uno, es recomendable consultar a un profesional para determinar cuál se adapta mejor a tu tipo de cabello y tus necesidades.

Recuerda siempre consultar a un profesional antes de decidirte por un tratamiento capilar y sigue las recomendaciones de cuidado para mantener la salud de tu cabello.

Esperamos que esta guía te haya ayudado a comprender las diferencias entre los tipos de alisados y te brinde la información necesaria para tomar una decisión informada. ¡Recuerda que el cuidado de tu cabello es fundamental para lucir radiante y saludable!